Reseña de La chica nueva

¿Es la mejor novela de Daniel Silva?

Vuelve Daniel Silva, reconocido autor de la novela de espionaje actual, presentando la nueva aventura de su personaje fetiche, el agente del Mossad Gabriel Allon: espía, asesino y restaurador de arte. El agente Allon sigue en buena forma y, en está decimonovena novela de Daniel Silva, se puede confirmar. Grabiel Allon y su equipo se resisten a envejecer.

La Escuela Internacional de Ginebra es un exclusivo centro educativo y muy seguro en Suiza, tiene una nueva alumna, una misteriosa niña de doce años. Salvo el director del internado (elegido por la élite), nadie sabe de donde viene esta nueva chica. Ésto hace que los pasillos del colegio sea un hervidero de rumores sobre el pasado de la desconocida niña.

La chica nueva
La chica nueva

La enorme rumorología que corre sin control afirma que ella es hija de un adinerado hombre de negocios egipcio, pero se equivocan. Reema es la hija única de Khalid bin Mohammed, príncipe de Arabia Saudita. A pesar de que en su momento Khalid fue adulado como uno de los reformadores religiosos de su país, cayó en desgracia después de que se le asumiera la culpa del asesinato y la mutilación de un periodista.

Rodeada de todo este misterio, la chica nueva se establece y, en un corto periodo de tiempo, desaparece sin dejar rastro. Su destino es incierto. El monarca árabe contacta secretamente al espía israelí Gabriel Allon, para que encuentre y devuelva a su hija sana y salva.

Empieza una trepidante búsqueda y la escritura de Daniel Silva destila suspense y traición.

Hay que destacar que, para leer esta novela, no es necesario haber leído antes ninguna otra de personaje o autor, ya que Silva nos pone en situación con pinceladas sobre los momentos más destacados de la vida de los personajes; poniendo al día al lector rápidamente. Hay que destacar en esta novela de espías, la aparición de caras ya conocidas anteriormente como son Sarah Bancroft, ex agente de la CIA y Cristopher Keller, antiguo miembro de SAS Británico y convertido en un peligroso hombre. Además de apariciones estelares como la mujer de Allon, Chiara, y Ari Shamron, mentirosa y legendaria jefa de oficina. Un guiño para los seguidores más tradicionales de Daniel Silva.

Esta novela no solo tiene detalles de la trama que llegan tan rápido que sorprenden, sino que además hacen ir de una ciudad a otra. De repente estás en Israel, vas a Berlín, desde ahí a Moscú, luego Londres y sigue y sigue. Y mientras estás demasiado ocupado esquivando balas y bombas, te van presentando al elenco de jugadores magníficos.

Daniel Silva puede sacar pecho y decir que no ha escrito un libro malo, pero en este, se puede percibir algo más. Consigue elevarlo por encima de la mayoría de novelas escritas hasta la fecha. Parece que consigue hacer algo que no había hecho hasta ahora, extender sus habilidad y además combinarlas todas. Estudios únicos de personajes, trama emocionante, detalles en las descripciones de lugares, todos estos elementos los combinó en un cóctel perfecto mientras narraba la historia. Y, en el centro de todo, está Gabriel Allon, temerario, fuerte, culto e indomable.

La humanidad siempre ha necesitado héroes. Y hoy en día, necesitamos que sean lo suficiente terrenales para identificarnos con ellos, pero además tiene que ser más grandes que la propia vida. Y Gabriel Allon cumple estos requisitos con creces. Es el hombre que hoy en día el mundo necesita y La chica nueva lo pone de manifiesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *